miércoles, 18 de marzo de 2009

Los Músicos tambien tienen derechos.

Hoy se debate si debe regir la ley del músico o abrir una nueva ley: la ley de la música.
Hoy jueves 19 de marzo en la legislatura porteña se va a estar debatiendo sobre una nueva ley del músico. La cual fue creada en el año 1958 garantizando el trabajo profesional del músico, para que sean considerados trabajadores comunes y corrientes. Sin embargo nunca se le dio importancia. La ley dice que el músico deberá rendir un examen para saber si realmente éste quiere ser músico profesional o no, otorgándole de esta forma una matrícula.
En el año 2005 el presidente Néstor Kirchner derogó dicha ley que proponía el SADEM (sindicato argentino de músicos) por un pedido Músicos Autoconvocados, apoyados por la UMI (Unión de Músicos Independientes) ya que varios músicos se oponían a una matrícula obligatoria y a un costo anual de la misma.
Al pensar en músico profesional nos remontamos a las épocas del barroco, donde cada intérprete leía y escribía música. Algunos afortunados nacían con dones naturales para la música, tocaban de oído y deslumbraban a la gente presente.
Hoy en día no cambió tanto el panorama, la gran mayoría de músicos no se ubican en un pentagrama, ni leen y escriben la música de esa forma. Sin embargo tienen la capacidad de componer y deslumbrar a los demás. Esto no impide que las dos partes no lleguen aun régimen profesional, solo complementa mas la formación de un músico.

Por más merito que se ganen los artistas seguirán siendo tan solo músicos, y esto implica que si no se llega a cierta masividad, el arte solo pasa por pasatiempo y no por una forma de vida. Es necesario que se acredite al músico como una persona profesional que también pueda ganar un sueldo a pesar de que tenga shows o no, lo mismo pasa en los deportes que no son fútbol en la argentina, no son considerados profesionales y muchos deportistas tienen que dejarlo porque tienen que trabajar.

Una banda “under” hoy en día tiene que pagar mínimo entre 500 a 1000 pesos para tocar, donde el “bolichero” no sólo se adueña de dicho importe, sino que, además vende distintas bebidas a precios sumamente inflados al público que acude al mismo (conseguido por la banda presentada en escena). El artista suma desgaste físico, mental, etc., por lo que implica la responsabilidad en organizar una fecha; y no pierde tan solo dinero, además tiempo con su familia y seres queridos. La ley del músico será tratada por iniciativa del diputado Facundo Di Filippo el jueves 19 de marzo en la legislatura porteña.

A raíz de esto el Músico de blues por excelencia en la argentina Miguel Vilanova (Botafogo) escribió una carta pública años atrás para aclarar su situación y opinión con respecto al tema.
En dicha carta mencionaba que no se iba a cortar la posibilidad de ser profesional a un músico por que no lea partituras o no sepa sobre armonía. Se entiende que en el ámbito del rock se aprende mucho zapando y de oído.

Remarcó también que cualquiera tiene la posibilidad de presentarse a elecciones si no le gusta una normativa. El mismo habló sobre la construcción de “La casa del músico” y sobre una universidad del rock, donde se puede desarrollar mejor el músico. De sacar el 21% de descuento del IVA de las entradas de los espectáculos, atención al músico y problemas de adicciones y además de conseguir financiaciones para grabaciones etc.

Don Vilanova plantea la posibilidad que cuantos más músicos matriculados haya, más se podrá luchar desde adentro.
Carta de Botafogo
http://www.cancionero.net/comunidad/opinion_desarrollo.asp?t=regimen_legal_de_trabajo_de_los_ejecutantes_musicales_ley_del_musico&ID=209







Conferencia en cosquin de Botafogo hablando sobre la ley de musicos en otros países.
Es cierto que nadie tiene el derecho a determinar quien es músico o no. Hay músicos mas talentosos, otros que dejan que el corazón les diga para donde seguir y otros que son comunicadores bárbaros de la realidad, que es lo que mayor expresa el rock, por lo cual seria difícil pensar que alguien examine eso. Por eso no se puede aprobar o desaprobar un músico, pero si avalar que sea profesional y viva de eso.

La ley del músico por su parte tiene como puntos fundamentales: No trabajar en negro y no pagar para tocar, son dos aspectos básicos que estarían presentes en la nueva ley. “Tiene que ser una ley que rompa con el punto de equilibrio anterior. Generalmente hay un punto de equilibrio que lo da la sociedad, y que a veces es malo. La idea es que el punto de equilibrio que se forma con esta ley sea mejor que el anterior”.

Lo cierto es que para mantener ambos puntos se necesitan recursos: El SADEM propone una cuota de $8 mensuales para los gastos, y la UMI plantea la posición de que el gobierno se ocupe con subsidios y lo demás obtenerlo de alguna otra fuente.

Los músicos están en una condición muy precaria, si llegas a la “gloria” la pasas bien, pero con el aumento de bandas “under” y los precios altísimos para alquilar un espacio más el nulo ingreso a favor de las bandas se hace imposible ser músico en Argentina. Es importante que al músico se lo trate como un trabajador, viviendo con su sueldo y dinero de sus shows (algunos ganaran mas, otros menos), que estén en blanco y puedan optar por una obra social y una jubilación para cuando ya no puedan subirse al escenario. Es importante que tengan un espacio de difusión e importancia en el trabajo.

Las dos leyes dejan en claro esos puntos, solo habrá que ver cual es la mejor manera de proceder. A veces en argentina hacemos nuevas leyes cuando no nos damos cuenta que solo hay que cumplir las que tenemos o bien mejorarlas. Esperemos que en este caso se pueda dar lo mejor para los músicos para que puedan trabajar dignamente.
LES DEJAMOS LAS DOS LEYES PARA QUE SE INFORMEN Y VEAN LA SITUACIÓN:

0 comentarios:

Hora

Staff:

CONDUCCIÒN: Claudio Porfilo y Nicolas Belaustegui. COORDINACION Y PUESTA AL AIRE: Federico Iglesias MUSICALIZACION: Guillermo Profilo.

Nos vieron ya:

Besucherzähler Plentyoffish
Contatore

  ©Template by Dicas Blogger.